domingo, 10 de enero de 2016

Moby Dick es una historia clásica escrita por Herman Melville publicada en 1851, que narra la travesía de un barco ballenero comandado por el capitán Ahab en su obsesiva persecución de una ballena blanca, como mero pretexto para hacer una detallada descripción de la industria pesquera y en general de la vida marinera de la época. Ha pasado a la historia por ser una novela que trata diversos temas cmo religión, política, biología, etc. y ser multicultural en su tripulación. Sin embargo, sus orígenes no están del todo claros, pues aunque existen diferentes historias documentadas como fuentes de inspiración, siempre ha sido considerada como una obra de ficción.

Aprovechando esa confusión, Ron Howard se atreve a contar una historia, protagonizada por Chris Hemsworth, quien interpreta a Owen Chase, el segundo oficial al mando de un barco comandado por el capitán Pollard, quien debe demostrar que su apellido no fue la única razón para que le dieran la capitanía en su primer viaje. El filme alterna a Thomas Nickerson (Brendan Gleeson) contando la historia al escritor en los últimos años de su vida, y sus recuerdos de juventud, en su primer viaje y la persecución de la ballena blanca. Y aunque el filme tiene impresionantes efectos especiales, falla en el guión.

La película resulta interesante por contar lo que supuestamente es la historia que inspiró el libro. Pero alternar imágenes del "presente" con el viaje en el mar, corta el ritmo del filme. Además, nunca se hace evidente el liderazgo de Hemsworth, no sabemos si por falta de experiencia del actor o por el mismo guión, ni tampoco se enfoca en la supuesta persecución de la ballena que aparece en el libro, o en la mala relación entre el capitán y su tripulación. El drama se reduce a quedar sin barco por un
ataque del cetáceo, cosa que también se reduce a un par de escenas construyendo barcas para escapar. Hay escenas que parecen impresionantes, pero por recordar un poco, Life of Pi logró mejores efectos en escenas que también incluían animales marinos y, como siempre, la oscuridad de la noche y el agua es un buen aliado para bajar los costos en efectos especiales.

En el corazón del mar prometía ser una película impresionante que contara una historia de superviviencia con efectos espectaculares, pero que queda reducida a una película del montón por las actuaciones y el guión.

Calificaciones:

ESCRITO POR Shaoran Nox

Lector de profesión, escritor de pasión, químico por obligación. Poeta y cinéfilo. Orgulloso mexicano universitario que ama los libros por sobre todas las cosas. Enamorado de Emily Brontê, Emily Dickinson y Emma Watson. Síguelo @shaoran_nox y en su blog

Leave a Reply

¡Nos gusta saber qué opinás! Comentá y si te gustó el artículo no olvides compartirlo!
Gracias!!!!

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © La Cinerata - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -